martes, 20 de mayo de 2014

Dirigirme hacia allí


Esto es un desahogo. Un ejercicio narcisista. Una página de un diario virtual.
"Si vuelves a escribir quizá vuelvan a pasar cosas" me dijo él delante de una cerveza antes de marcharse. 
Y por qué no. Esa frase puede funcionar como un conjuro psicomágico para mí, que llevo más de cinco años sin juntar palabras en serio.
Y a pesar de todo el victimismo, la autocompasión, las mentiras y las miserias esta vez es diferente. Desde mí y para mí. Vivo el presente aunque sea reinterpretando el pasado. 
Nadie tiene la culpa de que yo no haya sido capaz de escribir todas las novelas que me rondan la cabeza. Parece que estoy aprendiendo la lección. Me vuelvo consciente. Soy responsable tanto de lo que hago como de lo que dejo de hacer. 
No puedo ni quiero olvidar que vivo en un mundo injusto, mal repartido, egoísta, adorador ciego del dinero, la competencia y el dogma del libre mercado. Soy la privilegiada y la que precaria. Sigo siendo responsable de lo que me toca, así que si no hago nada, quejarme de lo que me ha tocado vivir solo es una perdida de tiempo y energías que no va a conseguir que las cosas mejoren. 
Hay momentos en la vida en los que (a riesgo de sonar prepotente) uno siente que está en sintonía con algo, hacia fuera o consigo mismo, con los deseos profundos y los sueños que aún no se han cumplido.
Me pasó con veintipocos cuando se materializaron las derivas situacionistas y la revolución de la vida cotidiana. Volví a sentirlo cuando adquirí conciencia política y empecé a hacer cosas en colectivo pensando un poco más allá de mis deseos inmediatos. Me ha pasado en algunos viajes iniciáticos, leyendo Rayuela y Los detectives salvajes, cuando predicábamos con el ejemplo el amor sin posesión y cuando gesté, parí y nutrí a mi cría. Y ahora me vuelve a pasar, conectando conmigo misma, con la escritora que siempre ha estado ahí experimentando la vida y escondiéndose para no tener que pelearse con los folios, y que ahora tiene un propósito, un lugar al que dirigirse. Siento de una forma sorda y difusa una energía nueva dentro de mí. Es la determinación de llevar a cabo lo que deseo. Y cuesta, me resisto, pero las excusas ya no me satisfacen y cada página que escribo, y las que decido mostrar, me acercan más a esa meta y a mí misma.

 Gracias por acompañarme en el camino.

Si te gusta, o crees que la entrada será útil para tus amigos o contactos compártela. ¡Gracias!

3 comentarios :

  1. Tenía que ser Rayuela... (Algún día te contaré algo sobre Cortázar: un secreto). ¡Queremos tanto a Julio...
    Para mí será un honor estar en esa fonda del camino si necesitas refrescarte los pies cansados o tomar una taza de café. Estoy aquí, casi tan aislada como tú, pero conectada. Poco a poco lo haremos. Porque habrá que hacerlo (nadie lo hará por nosotros). Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Como dijo Louis L'Amour: "Empieza a escribir, no importa qué. El agua no fluye si el grifo está cerrado."

    ResponderEliminar
  3. Mira Aida, si uno es escritor hay que constatarlo y ¿de qué manera?, pues sencillamente escribiendo sin darle más vueltas mentales al asunto.
    Escribir es un oficio muy solitario por eso te recomendaría que te unieras a algún Taller literario -los hay online-.
    En el grupo obtienes varias cosas in teresantes, primero te mides con otros y adquieres una conciencia clara de tu trabajo, segundo recibes respuesta a lo que haces y tercero, si el profesor es bueno, te guia y aprendes mucho, te da seguridad....Animos
    Me gustan las reseñas de tus lecturas, si lo admites, te mandaré algunas pero no de manera inmediata sino cara al próximo otoño. Hace un tiempo siento deseos de exponer ordenadamente mis impresiones sobre lo que leo.

    ResponderEliminar

Gracias por pasarte por aquí

Entradas Relacionadas

Etiquetas

Acantilado (1) Agatha Christie (1) Alejandro Zambra (2) Alemán (3) Almudena Grandes (1) Alpha Decay (2) Amélie Nothomb (2) Anagrama (4) Anna Llenas (1) Antonio Palomar (1) Arturo Pérez-Reverte (1) Asuntos (26) Benjamin Black (1) Berlín (3) Biografías (3) Catherine Miller (1) Chris Wormell (1) Christa Wolf (2) Chuck Palahniuk (1) Ciencia ficción (4) Cómic (3) Consultorio lector (4) Cortázar (1) Crisis (8) Cristina Peri Rossi (1) Crítica (20) Cuando un escritor te decepciona (1) Cuentos (2) D. H. Lawrence (1) David Trueba (1) distopías (1) Don Delillo (1) ecología (3) Eduardo Halfon (1) Elvira Lindo (1) Elvira Navarro (2) Emilio Bueso (1) Emilio Urberuaga (2) Eric Carle (1) Escribir (8) Feminismo (3) Fondo de Cultura Económica (1) Gabriela Wiener (1) H.P. Lovecraft (1) Héctor Abad (1) Henry James (1) Hervé Tullet (1) Ilustración (3) Internet (3) Isaac Rosa (2) Italo Calvino (1) Jean Baudrillard (1) Jean Rhys (1) Jeffrey Eugenides (1) Jesús Carrasco (1) Jim Dodge (2) John Banville (1) John Irving (1) Jorge Herralde (3) Juan José Millás (1) Juanjo Sáez (1) Julio Cortázar (1) Kalandraka (2) Laura Gutman (1) Leer (2) Leo Leonni (1) Librerías (2) Libros para niños (35) Libros que leemos (3) Libros que leo (17) Listas (16) Luis Goytisolo (1) Luis Landero (1) Marta Sanz (1) Michael Bond (1) Mireia Pérez (1) Mondadori (1) Neil Gaiman (1) Nick Hornby (1) No ficción (4) Pablo Gutiérrez (1) Patricia Highsmith (1) Patrick Modiano (1) Poesía (3) Política (1) Pre-Textos (1) Reseñas (11) Roberto Bolaño (2) Rocío Martínez (1) Satoshi Kitamura (1) Sergio Bizzio (1) Silvia Nanclares (1) Siri Hustvedt (1) Siruela (1) Sociología (1) Thomas Brussig (1) Viajes (1)


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...