martes, 28 de enero de 2014

La cena, Herman Koch

Descripción corta: el malestar de la clase acomodada


Es curioso cómo a veces aparecen los libros que leo. En mi anárquica deriva de lecturas (tema que se merece una entrada aparte) hay espacio para seguir recomendaciones de amigos, blogs o revistas literarias de masas (sí, cuentan las dos veces al año que compro el Qué Leer en el aeropuerto), recuperar títulos de las listas que yo misma llevo redactando y actualizando desde hace muchos años (algún día, comiéndome la vergüenza, igual os la enseño), saqueos estudiados a la biblioteca de mis padres, tíos lectores y amigos sufridos, o por último las casualidades, a las que no hay que restar importancia.


La cena ha caído en mis manos así, por puro azar: un acto de sustitución, alguien abandona el libro en un rincón y Sergio me dice: "Llévatelo, yo no lo voy a leer". Resultado: dos días leyendo sin parar, en cualquier sitio, arañado momentos a las actividades diarias y relamiéndome mientras pienso: "¿Habría alguna vez leído este libro si no fuera porque alguien intentó cerrar una maleta con él dentro y casi le revienta la cremallera". La cultura a veces pesa y se puede abandonar para que otro la recoja, a su vez la abandone y así sucesivamente.



¿De qué trata La cena? Toda la acción se despliega a partir de una cena en un restaurante pijo en Ámsterdam. Dos matrimonios. El narrador es uno de los hombres, que al principio cae simpático. La cena parece ligera, divertida incluso, pero según avanza la novela y los platos se va complicando la trama y sus implicaciones, la comida se vuelve copiosa, empieza a caer como una bomba en el estómago y podría acabar en retortijones e incluso vómitos explosivos.


¿Qué relación une a los personajes? el narrador es el hermano de un aspirante a primer ministro, y a lo largo del libro iremos asistiendo a su relación, tormentosa y llena de envidias. También hay dos mujeres, la suya, a la que adora, y la mujer de su hermano; y los hijos de ambos, tres adolescentes, que aparecen de forma breve pero que son los protagonistas de los acontecimientos que se narran. Según avance la cena, y mediante pinceladas y flashbacks, vamos descubriendo quiénes son realmente este hombre y su mujer. 
Personas capaces de traspasar cualquier límite con tal de defender a su hijo, sin importar las atrocidades que este haya podido cometer.

La novela es un thriller en el que la información se va dosificando al lector para crear un tenso clímax y terminar con una explosión, que hace que nos pasemos las últimas 50 páginas en vilo. El holandés Herman Koch narra inteligentemente y trata un tema muy actual de hondas connotaciones filosóficas y éticas, desde un ángulo escorzado. Lo hace sin caer en simplificaciones o moralinas, dejando que el lector saque sus propias conclusiones y reflexione a raíz de las palabras, pensamientos y actos de los personajes, sobre todo el narrador, que magistralmente va cambiando de registro según avanza la historia.


La novela me ha gustado y el autor ha conseguido conmigo el efecto que creo que pretendía propiciar en el lector. 

Me interesan las historias que rascan en la superficie de las clases acomodadas occidentales y sacan a relucir podredumbres, hipocresías, violencia soterrada y toda una serie de cosas que no están a la vista y que dinamitan la autocomplacencia y el orgullo de una clase social y un modo de vida enraizados en el postcapitalismo que yo también habito, y sufro. Otros ejemplos que se me ocurren de libros que me hayan trasmitido esta sensación, aunque salvando distancias, son Diario. Una novela, de Chuck Palaniuk, y los Relatosde John Cheever.


<a target="_blank" href="https://www.amazon.es/gp/product/B008J9VDJ6/ref=as_li_tl?ie=UTF8&camp=3638&creative=24630&creativeASIN=B008J9VDJ6&linkCode=as2&tag=meriendlibros-21&linkId=410fe00d5062588b68e30469abd7cb9a">La cena (Narrativa)</a><img src="//ir-es.amazon-adsystem.com/e/ir?t=meriendlibros-21&l=am2&o=30&a=B008J9VDJ6" width="1" height="1" border="0" alt="" style="border:none !important; margin:0px !important;" />


*(Si te interesa este libro y no lo encuentras en tu librería de barrio o en la biblioteca, puedes comprarlo a través de este enlace y ayudarme a mantener el blog).






miércoles, 22 de enero de 2014

Afirmaciones categóricas y sinceras







Desde pequeña he sido una gran lectora, devoraba los libros con voracidad, como deliciosos bocadillos. A día de hoy hago lo que puedo, pero sea como sea adoro los libros.

Me gusta leer tres o cuatro libros a la vez, a veces más. Hubo una época en que mi consigna era: una novela, un ensayo, un libro de relatos y, ocasionalmente, uno de poesía. A día de hoy no sigo ni mis propias reglas. 



Esto tiene desventajas. No siempre asimilo adecuadamente lo que voy leyendo. Odio leer demasiado rápido, pero a veces no lo puedo evitar. Una vez terminado un libro es muy fácil que se me olvide el título, las anécdotas, lo sustancioso del argumento o los nombres de los personajes, para paliar esta memoria de pez ayudan mucho las listas temáticas, a las que también soy muy aficionada. 

De los buenos libros siempre perdura el aliento, la revuelta interior que me provocan, las ganas locas de escribir, el aprendizaje sobre las sutilezas y contradicciones de los humanos, la atmósfera, los gusanillos en la tripa complicados de explicar y las ideas rondando la cabeza. 


 

Entre mis amigos y familiares es conocida mi adicción, y con frecuencia me preguntan por mis lecturas actuales o me piden recomendaciones. A veces me aturullo y me falta por decir justo la frase exacta, la que hace a ese libro o a su autor algo único que si dejamos de leer perderemos para siempre. Esto es una pena.

 Quizá por escrito me sea más fácil tratar sobre libros, y otros asuntos, con la calma que da el papel y esperando que a alguien le interese.




















Etiquetas

Acantilado (1) Agatha Christie (1) Alejandro Zambra (2) Alemán (3) Almudena Grandes (1) Alpha Decay (2) Amélie Nothomb (2) Anagrama (6) Anna Llenas (1) Antonio Palomar (1) Arturo Pérez-Reverte (1) Asuntos (26) Autopublicación (1) Benjamin Black (1) Berlín (3) Biografías (3) Catherine Miller (1) Chris Wormell (1) Christa Wolf (2) Chuck Palahniuk (1) Ciencia ficción (5) Cómic (3) Consultorio lector (4) Cortázar (1) Crisis (9) Cristina Peri Rossi (1) Crítica (20) Cuando un escritor te decepciona (1) Cuentos (2) D. H. Lawrence (1) David Trueba (1) distopías (2) Don Delillo (1) ecología (3) Eduardo Halfon (1) Elvira Lindo (1) Elvira Navarro (2) Emilio Bueso (1) Emilio Urberuaga (2) Ensayo (2) Eric Carle (1) Escribir (8) Feminismo (4) Fondo de Cultura Económica (1) Gabriela Wiener (1) H. de Mendoza (1) H.P. Lovecraft (1) Héctor Abad (1) Henry James (1) Hervé Tullet (1) Ilustración (5) Internet (3) Isaac Rosa (2) Italo Calvino (1) Jean Baudrillard (1) Jean Rhys (1) Jeffrey Eugenides (1) Jesús Carrasco (1) Jim Dodge (2) John Banville (1) John Irving (1) Jorge Herralde (3) Juan José Millás (1) Juanjo Sáez (1) Julio Cortázar (1) Kalandraka (3) Laura Gutman (1) Leer (2) Leo Leonni (1) Librerías (2) Libros del asteroide (1) Libros para niños (37) Libros que leemos (3) Libros que leo (17) Listas (16) Luis Goytisolo (1) Luis Landero (1) Marta Sanz (2) Michael Bond (1) Mireia Pérez (1) Mondadori (1) Neil Gaiman (1) Nick Hornby (1) No ficción (4) Pablo Gutiérrez (1) Patricia Highsmith (1) Patrick Modiano (1) Pedro Mairal (1) Poesía (3) Política (1) Pre-Textos (1) Reseñas (11) Richard Ford (1) Roberto Bolaño (2) Rocío Martínez (1) Satoshi Kitamura (1) Sergio Bizzio (1) Silvia Nanclares (1) Siri Hustvedt (1) Siruela (1) Sociología (1) Thomas Brussig (1) Thriller (1) Viajes (1)