domingo, 15 de marzo de 2015

American Gods, Neil Gaiman

 La que he leído.

Esta no es la edición que he leído, pero la portada me gusta mucho más.










Hasta hace relativamente poco yo no tenía ni idea de quién era Neil Gaiman. Entonces leí por la red algo sobre él, sobre su carisma y su capacidad para arrastrar a las masas. No suena muy bien, pero me tocó alguna fibra y me quedé con su nombre.

En Sandman los sueños funcionan como un leitmotiv.
 Unos días más tarde me enteré de que era el guionista del cómic Sandman, que no he leído pero del que conozco algunos de sus personajes ya que una compañera del instituto idolatraba a Sombra, del que se disfrazó en el carnaval del año que cumplíamos 17. Ese en el que yo me disfracé de vampiresa, más que nada para poder pintarme los labios de negro y hacerme la mayor. Sandman debe de ser un cómic subyugante y mi amiga estaba obsesionada con él, pero para mí era demasiado gótico o puede que me dieran pereza los cómics de "superhéroes". Ahora sé que de Sandman se han vendido siete millones de ejemplares y que le ha granjeado a Neil Gaiman una legión de incondicionales seguidores.

Gaiman mentalizándose de que va a firmar un porrón de libros.
 Después leí esta entrada en el blog "Cosas que (me) pasan" y me entraron unas ganas irrefrenables de leer algo suyo. Sus opiniones, forma de hablar e intereses hacen que me parezca muy atrayente como persona, como escritor y también como hombre (lease: me hace tilín). Tiene una voz profunda y ese tipo de mundo interior que desprende carisma.

Aquí, más joven

La cosa se quedó ahí hasta que R. me prestó su novela American Gods, y el amor platónico se volv enamoramiento. 
Como ya he contado, me gusta mucho la ciencia ficción, aunque aún no sea una gran lectora del género y también haya leído bodrios inclasificables (la ciencia ficción es considerada por muchos casi como un género de serie Z, y parte de su producción sí lo es). Esta novela fue la ganadora en el año 2002 de los premios Hugo, Nébula, Locus y Bram Stoker, los más prestigiosos en el terreno de la literatura de ciencia ficción, de terror y fantástica. Un momento... ¡los ganó todos!, así que empecé a leerla con respeto y grandes expectativas (que se han visto más que cumplidas). 
Echaba de menos zambullirme en uno de esos libros que no te dejan despegar los ojos de sus páginas; esos que paran el mundo mientras los lees y que te envuelven en su universo trasladándote a él con una facilidad pasmosa; esos que cuando terminas te pegas al pecho con un mohín y deseas volver a empezarlos como si no los acabases de leer.
Neil Gaiman crea un mundo propio y una historia que maneja un buen puñado de personajes, tramas, divagaciones, misterios y giros inesperados, llevados con maestría y pulso. 
No quiero más que esbozar el argumento ya que parte de su atractivo radica en el factor sorpresa. American Gods cuenta la historia de Sombra al salir de la cárcel y encontrarse con que su mujer ya  no está con él. Es una novela que se desarrolla en movimiento: el viaje iniciático de Sombra por las carreteras de la América profunda siguiendo los mandatos de su extraño jefe Wendesday. 
Una historia sobre el viejo y el nuevo mundo (Europa y los Estados Unidos), sobre dioses olvidados en una sociedad que cree que ya no los necesita y que adora a otros, sobre los sueños, la magia y el autoconocimiento como camino vital.
La he leído en una edición conmemorativa del décimo aniversario de su publicación que cuenta con una introducción de Gaiman en la que habla del proceso de creación de la obra, un apéndice y una entrevista al autor, entre otros extras que consiguen que la haya disfrutado n más.
En palabras del propio Gaiman American Gods iba a ser "un thriller, un policiaco, una historia romántica y un viaje por carretera. Trataría sobre la experiencia de un inmigrante, sobre las creencias de los que emigraron e Estados Unidos, y sobre lo que fue de aquellas creencias". "Quería escribir un libro largo, raro y lleno de divagaciones; así lo escribí y así resultó. Quería escribir un libro que incluyera todas las cosas que me fascinay me obsesionan de Estados Unidos, que son precisamente las cosas que no suelen mostrar las películas y las series de televisión".

Menos mal que algunos best sellers son libros como este. 





 

Si te gusta, o crees que la entrada será útil para tus amigos o contactos compártela. ¡Gracias!

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por pasarte por aquí

Entradas Relacionadas

Etiquetas

Acantilado (1) Agatha Christie (1) Alejandro Zambra (2) Alemán (3) Almudena Grandes (1) Alpha Decay (2) Amélie Nothomb (2) Anagrama (4) Anna Llenas (1) Antonio Palomar (1) Arturo Pérez-Reverte (1) Asuntos (26) Benjamin Black (1) Berlín (3) Biografías (3) Catherine Miller (1) Chris Wormell (1) Christa Wolf (2) Chuck Palahniuk (1) Ciencia ficción (3) Cómic (3) Consultorio lector (4) Cortázar (1) Crisis (8) Cristina Peri Rossi (1) Crítica (20) Cuando un escritor te decepciona (1) Cuentos (2) D. H. Lawrence (1) David Trueba (1) Don Delillo (1) ecología (3) Eduardo Halfon (1) Elvira Lindo (1) Elvira Navarro (2) Emilio Bueso (1) Emilio Urberuaga (2) Eric Carle (1) Escribir (8) Feminismo (3) Fondo de Cultura Económica (1) Gabriela Wiener (1) H.P. Lovecraft (1) Héctor Abad (1) Henry James (1) Hervé Tullet (1) Ilustración (3) Internet (3) Isaac Rosa (2) Italo Calvino (1) Jean Baudrillard (1) Jean Rhys (1) Jeffrey Eugenides (1) Jesús Carrasco (1) Jim Dodge (2) John Banville (1) John Irving (1) Jorge Herralde (3) Juan José Millás (1) Juanjo Sáez (1) Julio Cortázar (1) Kalandraka (2) Laura Gutman (1) Leer (2) Leo Leonni (1) Librerías (2) Libros para niños (35) Libros que leemos (3) Libros que leo (17) Listas (16) Luis Goytisolo (1) Luis Landero (1) Marta Sanz (1) Michael Bond (1) Mireia Pérez (1) Mondadori (1) Neil Gaiman (1) Nick Hornby (1) No ficción (4) Pablo Gutiérrez (1) Patricia Highsmith (1) Patrick Modiano (1) Poesía (3) Política (1) Pre-Textos (1) Reseñas (11) Roberto Bolaño (2) Rocío Martínez (1) Satoshi Kitamura (1) Sergio Bizzio (1) Silvia Nanclares (1) Siri Hustvedt (1) Siruela (1) Sociología (1) Thomas Brussig (1) Viajes (1)


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...